Lectura para boda civil


 "EL REGALO DEL MAR"



Cuando amas a alguien, no lo amas todo el tiempo, exactamente del mismo modo, de momento a momento. Esto es imposible. Es aún una mentira pretenderlo. y todavía esto es exactamente lo que se nos pide.


Tenemos tan poca fe en el flujo de la vida, del amor, de las relaciones. Saltamos en la marea y resistimos con terror cuando baja. Tenemos miedo a que nunca vuelva. Insistimos en la permanencia, en la duración, en la continuidad; cuando la única continuidad posible, en la vida como en el amor, es el crecimiento, en libertad, como los bailarines son libres, casi sin tocarse cuando bailan, pero compañeros en cada movimiento


 La seguridad en la relación descansa en no mirar atrás nostálgicamente, ni hacia adelante con temor, sino viviendo el presente y aceptándo como el otro es. Las relaciones deben ser como islas; Uno debe aceptarlas porque hoy están aquí y ahora, rodeadas  por el mar, y continuamente visitadas y abandonadadas por las mareas.


 Anne Morrow Lindbergh