Nuestros novios: Raquel y Miguel

Casi siempre me encariño con mis clientes, pues se da una relación tan estrecha al compartir sus nervios, ilusión, emociones, que cuando nos despedimos, es un "hasta siempre", como con Miguel y Raquel, novios tan agradables que es difícil olvidar los días que pasamos preparando la boda. Gracias por confiar en mi.